fbpx

LA EDAD Y EL APRENDIZAJE DEL INGLÉS

LA EDAD Y EL APRENDIZAJE DEL INGLÉS

El aprendizaje del inglés se da de varias formas, tanto de manera formal o informal. Es, sin embargo, en el estudio del mismo en donde el proceso de aprendizaje se centra en estrategias metodológicas y comunicativas dentro de contextos motivadores que se apegan a la realidad, en ocasiones con una dosis de artificialidad.

¿Pero qué tan cierto es que el inglés se aprende “mejor” mientras menos edad se tenga? Al respecto existe una considerable cantidad de estudios que derivan en conclusiones similares, y vamos a tomar un factor muy cualitativo para abordar este tema: la motivación.

La motivación puede y llega a ser un factor transcendental que conlleva una relevancia de peso incluso mayor al de la edad.  Un niño transpira motivación innata por aprender un idioma que le permitirá desenvolverse e integrarse en su entorno, mientras que las motivaciones del adulto son de distintas naturalezas como, por ejemplo, lo laboral, lo académico, lo intelectual, e incluso lo afectivo.

A nivel general y en contraste con los niños, un adulto que estudia lenguas extranjeras comúnmente tiene objetivos concretos, cuentan con sistemas de compensación para superar deficiencias, y demuestran una mayor concentración en clase, pero de la misma forma puede resaltar en ellos un mayor sentimiento de inseguridad ante las críticas o una acentuada preocupación ante un posible fracaso. Y volviendo al plano motivacional, son determinantes estas características para que el alumno mayor decida iniciar o mantenerse en un programa específico de estudios de inglés.

Mencionamos anteriormente varios tipos de naturalezas que motivan al adulto a estudiar una lengua extranjera, y además de tomar en cuenta otras diferencias individuales, tanto el tutor como el aprendiz deben procurar que estas naturalezas se consideren para conseguir un aprendizaje eficaz. Compartimos algunas de las ventajas con las que cuentan los adultos para los fines mencionados, así como los beneficios que se obtienen al estudiar el idioma:

Ventajas de los adultos

  • Sistema cognitivo más desarrollado
  • Mayor autonomía y criterio para escoger programas de estudio
  • Mejor capacidad de autoanálisis para fines constructivos
  • Vocabulario más amplio

Beneficios de estudiar inglés siendo adulto

  • Promueve el sentido de superación personal
  • Potencia el desarrollo intelectual y la memoria
  • Mejora las relaciones personales foráneas
  • Aumenta la autoestima

Vemos entonces que existen suficientes factores que juegan a favor de los adultos de todo rango de edades para que se mantengan motivados, y si a esto se le suman altas cargas de dedicación será acertado concluir que se evidenciarán resultados positivos en el corto y largo plazo, lo que derivará en un ciclo de continua y refrescada motivación para dominar el inglés.