Search
Close this search box.

LA REHUMANIZACIÓN: IMPORTANCIA DE LA EDUCACIÓN EN VALORES ÉTICOS

En el plano psicológico, la angustia y la inseguridad serán signos de estos nuevos tiempos. La humanidad ha comprobado cuán frágil es ante los azares del destino. Quizás esa precariedad vital nos haga reencontrarnos con una espiritualidad que derive en saltos de conciencia, donde se privilegie el valor de la vida. Esperemos que los temores no nos aíslen o nos fragmenten en un mar de egoísmos y prejuicios.

Pero ha querido la historia emplazarnos con el desfile de actitudes positivas que hemos presenciado a lo largo de la pandemia. Acciones de gran heroísmo y sacrificio, las mismas que han hecho posible la permanencia de la civilización y la sobrevivencia del género humano.
La intrahistoria (definida por Miguel de Unamuno como la vida diaria de los seres comunes, distantes de los grandes titulares) ha sido el escenario de grandes proezas y hazañas para preservar la vida del otro, a riesgo de la propia, gestos de gran bondad y nobleza. No todo ha sido en negativo, estas acciones merecen una atención especial en el plano de la cultura y la educación.

¿Pudiéramos hablar de una rehumanización en medio de esta crisis epidemiológica? Bien parece que sí. El ser humano no se ha envilecido ante lo improbable. Ha decidido recorrer la adversidad, como nos sugiere el poeta brasileño Carlos Drummond de Andrade, “de manos dadas”. Esta solidaridad, esta esperanza en el otro y en todos, son los valores, entre tantos otros, que pueden incorporarse en los procesos de enseñanza formal.
La educación en valores por tanto adquiere una importancia crucial para la sociedad en general, estamos recalcando con ella la cohesión social sustentada en el respeto a los demás, en la solidaridad, la pluralidad y la inclusión.

La integración cultural de un país exige de sus ciudadanos un civismo compartido y criterios comunes en el ámbito moral que solo pueden ser inculcados educando en valores. Una enseñanza limitada a los aprendizajes de las materias no redunda en ciudadanos responsables que puedan asumir los grandes retos de la sociedad.

Las sociedades modernas están marcadas por su complejidad social, expresada muchas veces en la multiplicidad de intereses. De modo que afianzar y potenciar una cultura pasa por unificar y dotar de sentido común a todo el cuerpo social en una forma de ser en la que todos nos sintamos reflejados.
Lo vivido en esta crisis nos hace pensar en un mundo más justo, inclusivo e intercultural. Así que educar en valores se hace un imperativo. Son muchos los temas que pueden abordarse desde el ámbito educativo, a saber: los valores igualitarios; el rechazo a las actitudes discriminatorias; la promoción de la salud; la sexualidad responsable; el respeto al medio ambiente; decisiones y hábitos sanos de consumo; la adquisición de pautas de conductas cívicas; el valor hacia el medio ambiente; la valoración positiva de la democracia; el valor y la responsabilidad que implica el manejo de los asuntos público, y un largo etcétera de tantos temas que pueden ser abordados en esta materia.

La rehumanización por medio de una educación en valores debe ser una política educativa de primer orden, habida cuenta de su importancia no solo ante un infortunio como el que atravesamos en los actuales momentos, sino por la propia salud pública de un país. La probidad, la integridad y la fraternidad de los ciudadanos deben inculcarse en los sistemas formales de enseñanza. Estas cualidades positivas en una población aseguran la convivencia, la paz y, sobre todo, la sobrevivencia de una sociedad como presenciamos durante los momentos aciagos de la pandemia.

Autor:
Ph.D Ninfa Moreno

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
UTEG

Boletines Relacionados

Convenio con ASTINAVE EP

¡En UTEG trabajamos arduamente por mantener la excelencia académica! Firmamos un importante convenio con ASTINAVE EP , con el objetivo de establecer las bases para

Scroll to Top
Universidad Tecnológica Empresarial de Guayaquil UTEG

Aviso de privacidad

La Universidad Tecnológica Empresarial de Guayaquil, en adelante UTEG, en estricto cumplimiento a lo dispuesto en la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales -LOPDP-vigente en la República del Ecuador, le hace conocer lo siguiente:

Que la UTEG, como entidad responsable del Tratamiento de sus Datos Personales, que conforme a la ley comprende la recogida, recopilación, obtención, registro, organización, estructuración, conservación, custodia, adaptación, modificación, eliminación, indexación, extracción, consulta, utilización, posesión, aprovechamiento, distribución, cesión, comunicación o transferencia; o, cualquier otra forma de habilitación de acceso, cotejo, interconexión, limitación, supresión, destrucción y, en general, cualquier uso de datos personales, podrá realizar cualquier operación automatizada, parcialmente automatizada o no automatizada, sujetándose al principio de seguridad de datos personales, tomando en cuenta las categorías, volumen, naturaleza, alcance, contexto y los fines del tratamiento, los mismos que se encuentran ampliamente descritos en nuestra “Política de Privacidad y protección de datos personales”.

Excepcionalmente el tratamiento de datos podrá realizarse por medio de un tercero, con quien la UTEG haya suscrito un convenio, garantizando en ambos casos, la seguridad y confidencialidad de la información proporcionada por el usuario.

Para efectos de garantizar el ejercicio de sus derechos, usted declara y acepta que la información consignada es verídica y exacta, y, manifiesta su voluntad de dar su consentimiento libre, específico, informado e inequívoco para el tratamiento de sus datos personales con fundamento en el interés legítimo y los principios consagrados en la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales, así como los fines establecidos en nuestra “Política de Privacidad y protección de datos personales” que son puestos a conocimiento del usuario de forma previa e inequívoca, accediendo al siguiente link.

Entiéndase por Datos Personales los descritos en la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales, tales como, sin ser restrictivos, datos biométricos, datos sensibles, datos crediticios, datos de personas fallecidas, datos relativos a la salud, los mismos que tendrán un tratamiento legítimo de conformidad a lo dispuesto en el Art. 7 del mismo cuerpo legal. La UTEG no se responsabilizará en caso de que el usuario proporcione información que no sea auténtica o veraz.

Para la UTEG es muy importante respetar y proteger la privacidad, seguridad y demás derechos que le asisten como titular de información personal, para lo cual el usuario podrá ejercer los derechos reconocidos en la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales, presentando una consulta o reclamo a través de los siguientes canales de atención:

  • Correo electrónico: privacidad@uteg.edu.ec
  • Domicilio:Km 6.5 Avenida del Bombero, Campus UTEG, Guayaquil-Ecuador
  • Teléfono:(593) 4 3753400

Declaro que, al consignar mi aceptación en la casilla incluida en este aviso, doy mi consentimiento expreso, libre y voluntario para el tratamiento de mis datos personales y la aceptación de la “Política de Privacidad y protección de datos personales” de la Universidad. En caso de negativa de consignar la autorización, la Universidad no podrá realizar las actividades que resulten necesarias para la ejecución de una relación contractual o resulten obligatorias por ley.

La Universidad podrá almacenar mi consentimiento en archivo que reposará en las instalaciones de UTEG, para fines de justificar mi plena anuencia ante la autoridad competente y, en general, ante cualquier tercero, en caso de ser necesario.