fbpx

EL DOCENTE TUTOR Y SUS HABILIDADES PARA LA EDUCACIÓN EN LÍNEA

EL DOCENTE TUTOR Y SUS HABILIDADES PARA LA EDUCACIÓN EN LÍNEA

El contexto actual, el avance tecnológico y el incremento del acceso a internet, ha generado presión para que los docentes integren las Tecnologías de Información y comunicación como parte de sus estrategias y diseños curriculares; aprovechar los recursos multimedia y adaptarlos a los distintos ambientes de aprendizaje, conlleva a perfeccionar el proceso de aprendizaje colaborativo y la atención casi personalizada al estudiante, para integrarlo al proceso de enseñanza y aprendizaje.

Constantemente la sociedad desarrolla progresiva y permanentemente recursos de comunicación que han revolucionado las metodologías de enseñanza. Estos recursos, alineados en el campo de las NTIC´s, brindan importantes características a la educación, tales como el acceso remoto a contenidos educativos, alta disponibilidad de recursos, mayor cobertura, qué, de forma conjunta con la diversidad generacional de estudiantes y la propia dinámica de la educación, crean nuevas necesidades que deberán ser implementadas en los perfiles de docentes.

El perfil del docente Tutor, para una modalidad en línea, es considerado como un recurso indispensable en la estructura metodológica del proceso de formación, por lo tanto, debe de tener conocimiento especializado y dominio de la asignatura que va a impartir, conocer los recursos didácticos con los que cuenta para el desarrollo del curso, habilidad para la aplicación y gestión de recursos tecnológicos y capacidad motivadora para individualizar el trato con el estudiante y maximizar su grado de satisfacción.
En esta modalidad, el docente puede experimentar varios obstáculos generados por distintas variables, la dificultad natural de la asignatura, la falta de interés del estudiante, problemas personales o situaciones de conflicto familiar, descuido en los horarios de clases y falta de acompañamiento e integración en el desarrollo del curso. Estas problemáticas deben ser consideradas y tratadas por el docente antes y durante el desarrollo de sus labores.

Para sortear estos obstáculos, el docente tutor debe ser un moderador en el proceso de construcción del conocimiento, debe de incluir estrategias, que le permita guiar y motivar al estudiante para la superación de sus dificultades, desarrollar un clima de interacción docente-estudiante y estudiante-estudiante, a través de respuestas oportunas y un trato cordial, para generar en él un ambiente de confianza y minimizar el temor a la virtualidad de la información.

La comunicación eficaz y eficiente en la educación en línea es vital, dar la bienvenida y fomentar la presentación de cada estudiante es un buen punto de partida para iniciar la interacción entre los actores de la educación; dar respuestas claras, pertinentes y a tiempo, durante el desarrollo del curso, permiten afianzar la confianza del estudiante en el uso de las herramientas tecnológicas de comunicación; la retroalimentación y monitoreo del desarrollo de actividades permitirá direccionar correctamente el proceso de enseñanza hacia la consecución de los objetivos de aprendizaje. En un ambiente virtual, el uso adecuado de estas herramientas fomentará la participación activa del estudiante, por lo tanto, es importante considerar las siguientes recomendaciones:

Forma de dirigirse: Inicie con un saludo cordial, personalice la comunicación dirigiéndose por el nombre, haga alusión a la solicitud en caso de ser necesario (respuesta a una solicitud), Si se requiere realizar una explicación, ésta debe de contener ideas estructuradas distribuidas ordenadamente.

Lenguaje cordial y de respeto: emplee un lenguaje sencillo y correcto, sea conciso y utilice términos precisos; utilice un lenguaje positivo y amable, evite utilizar calificativos peyorativos en relación al trabajo o participación del estudiante.

Conseguir una respuesta efectiva: Establecer una dinámica de comunicación, si el estudiante lo contacta por correo institucional, procure que su respuesta sea a través del mismo medio; realice una retroalimentación adecuada para satisfacer los requerimientos de la comunicación y es importante dar seguimiento a la respuesta, para intervenir en el momento apropiado, si el estudiante no responde.

El panorama actual ha creado nuevas necesidades, lo que conlleva al docente a desarrollar o fortalecer sus habilidades de comunicación, muchos tendrán dudas y temores, pero todos contamos con la capacidad de enfrentar estos nuevos paradigmas con trabajo, sacrificio y motivación.