fbpx

LA BRECHA DIGITAL: SU IMPACTO EN LA EDUCACIÓN EN LÍNEA

Al 31 de diciembre de 2019, en uno de los medios de comunicación que circulan en el país se escribía: “Los hogares con conexión a Internet representan el 46.6%, a escala urbana, contra el 16.1% que accede desde localidades rurales”, (El telégrafo, 2019). En el mismo artículo se indica: “Si bien se habla de un recorte en la brecha digital, también se mantiene el analfabetismo digital. Eso sí, se ha recortado a la mitad en los últimos 6 años, del 21.4% al 10.7%”.

Ese mismo año, en un artículo bajo el nombre “Ecuador reduce brecha digital con acceso a Internet barato en zonas rurales”, publicado en noviembre de 2019 (Xinhua en español), mencionaba: “El programa Internet para todos dotará a todo el país con tecnología 3G, pero solo 537 parroquias tendrán cobertura 4G, con Internet de bajo costo, además que se activarán 1450 puntos de wifi gratuitos”. En el mismo artículo se afirma que, “Uno de cada 10 hogares ecuatorianos tienen servicio de Internet (37.2%), y, uno de cada 10 cuenta con una computadora de escritorio o portátil (11.1%)”.

La información referida anteriormente, es tan solo una muestra de un indicador que pone de relieve la diferencia que existe, no solo entre los sectores rurales y urbanos, sino también, en las principales ciudades del País, en donde se experimenta la falta de acceso a los recursos tecnológicos para desarrollar nuevas formas de aprendizaje, especialmente de aquellas que requieren de un computador con acceso a Internet.
La voz de alerta que nos debería preocupar a todos quienes estamos inmersos en la educación en todos los niveles, es, que si queremos que el sistema educativo funcione en esta nueva realidad que nos ha tocado vivir, aplicando metodologías basadas en plataformas virtuales o modalidad en línea, deben encontrarse soluciones para reducir esta brecha digital y en esta tarea confluyen proveedores de Internet, organizaciones gubernamentales, ONG’s, empresa privada, Instituciones educativas, entre otros.

Regresando a nuestra realidad actual, nos encontramos con un escenario en el cual el acceso a los recursos tecnológicos que son necesarios para la educación en línea, se convierte en un factor de alto impacto que amplía la brecha, ya no digital, sino educativa y social, que impide que las facilidades que brinda este nuevo paradigma en la educación, sea de acceso limitado.

En la educación en línea, además de las diferentes técnicas y metodologías educativas necesarias para esta modalidad, convergen también tecnologías de información y comunicaciones que requieren de esta interacción profesor – estudiante en las clases dictadas en línea, y esta interacción debe realizarse mediante el uso de un computador, pero, de acuerdo a la información proporcionada al inicio de este artículo, solo uno de cada 10 hogares cuenta con un computador en casa (¿??). Entonces la pregunta a continuación es: ¿puede realizarse esta interacción profesor-estudiante mediante el uso de otros dispositivos? La respuesta es, depende del nivel en el que se esté dictando clases (inicial, medio, tecnológico, superior), pero en cualquiera de los casos, un celular o una Tablet no podrá reemplazar de ninguna manera la versatilidad y facilidad que presta un computador de escritorio o una laptop.

En esta segunda problemática, nuevamente debe realizarse un análisis profundo sobre cómo dar acceso a equipos (entiéndase computadores de mesa o portátiles) que sin desmerecer su calidad puedan ser asequibles a un bajo costo o buscar otras alternativas como los rasperrby (https://www.raspberrypi.org/), que permitan cubrir este déficit tremendo que existe actualmente en los hogares ecuatorianos.

La producción nacional de estos computadores debe incentivarse, ya sea mediante exenciones tributarias y mediante la revisión de los aranceles de las partes importadas, todo con el objetivo de abaratar costos y de esta forma dar acceso a quienes no tengan aún un computador en casa.

La educación en línea ha llegado para quedarse, y la búsqueda de soluciones para dar una mayor cobertura a estudiantes de los entornos rurales y urbanos que se enfrentan a las dos aristas del problema descritas en este artículo, deben implementarse en el corto y mediano plazo, de tal forma que se pueda mitigar el impacto negativo que esto pueda tener sobre el futuro de nuestros educandos.

MSc. Xavier Mosquera R.
Decano de estudios en modalidad presencial
decanogrado@uteg.edu.ec

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
UTEG

Boletines Relacionados

Convenio con ASTINAVE EP

¡En UTEG trabajamos arduamente por mantener la excelencia académica! Firmamos un importante convenio con ASTINAVE EP , con el objetivo de establecer las bases para

Scroll to Top

Aviso de privacidad

La Universidad Tecnológica Empresarial de Guayaquil, en adelante UTEG, en estricto cumplimiento a lo dispuesto en la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales -LOPDP-vigente en la República del Ecuador, le hace conocer lo siguiente:

Que la UTEG, como entidad responsable del Tratamiento de sus Datos Personales, que conforme a la ley comprende la recogida, recopilación, obtención, registro, organización, estructuración, conservación, custodia, adaptación, modificación, eliminación, indexación, extracción, consulta, utilización, posesión, aprovechamiento, distribución, cesión, comunicación o transferencia; o, cualquier otra forma de habilitación de acceso, cotejo, interconexión, limitación, supresión, destrucción y, en general, cualquier uso de datos personales, podrá realizar cualquier operación automatizada, parcialmente automatizada o no automatizada, sujetándose al principio de seguridad de datos personales, tomando en cuenta las categorías, volumen, naturaleza, alcance, contexto y los fines del tratamiento, los mismos que se encuentran ampliamente descritos en nuestra “Política de Privacidad y protección de datos personales”.

Excepcionalmente el tratamiento de datos podrá realizarse por medio de un tercero, con quien la UTEG haya suscrito un convenio, garantizando en ambos casos, la seguridad y confidencialidad de la información proporcionada por el usuario.

Para efectos de garantizar el ejercicio de sus derechos, usted declara y acepta que la información consignada es verídica y exacta, y, manifiesta su voluntad de dar su consentimiento libre, específico, informado e inequívoco para el tratamiento de sus datos personales con fundamento en el interés legítimo y los principios consagrados en la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales, así como los fines establecidos en nuestra “Política de Privacidad y protección de datos personales” que son puestos a conocimiento del usuario de forma previa e inequívoca, accediendo al siguiente link.

Entiéndase por Datos Personales los descritos en la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales, tales como, sin ser restrictivos, datos biométricos, datos sensibles, datos crediticios, datos de personas fallecidas, datos relativos a la salud, los mismos que tendrán un tratamiento legítimo de conformidad a lo dispuesto en el Art. 7 del mismo cuerpo legal. La UTEG no se responsabilizará en caso de que el usuario proporcione información que no sea auténtica o veraz.

Para la UTEG es muy importante respetar y proteger la privacidad, seguridad y demás derechos que le asisten como titular de información personal, para lo cual el usuario podrá ejercer los derechos reconocidos en la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales, presentando una consulta o reclamo a través de los siguientes canales de atención:

  • Correo electrónico: privacidad@uteg.edu.ec
  • Domicilio:Km 6.5 Avenida del Bombero, Campus UTEG, Guayaquil-Ecuador
  • Teléfono:(593) 4 3753400

Declaro que, al consignar mi aceptación en la casilla incluida en este aviso, doy mi consentimiento expreso, libre y voluntario para el tratamiento de mis datos personales y la aceptación de la “Política de Privacidad y protección de datos personales” de la Universidad. En caso de negativa de consignar la autorización, la Universidad no podrá realizar las actividades que resulten necesarias para la ejecución de una relación contractual o resulten obligatorias por ley.

La Universidad podrá almacenar mi consentimiento en archivo que reposará en las instalaciones de UTEG, para fines de justificar mi plena anuencia ante la autoridad competente y, en general, ante cualquier tercero, en caso de ser necesario.